FonRedess acompaña a la Cooperativa Evolucionarte con ayuda reintegrable para desarrollar el proyecto Acompany-Art


 

Acompany-arte nace de la ilusión y esperanza de construir un proyecto social y con la voluntad de mejorar la calidad de vida de nuestros seres más queridos . Nuestro estímulo es proporcionar una atención personalizada, profesional, confiable y cercana en cada una de las familias que confían en nosotras. Nuestro compromiso con las personas es trabajar desde el corazón.

Acompany-arte antes de ser una realidad empresarial ha sido una exigencia íntima y natural de vida. Nuestra vocación es la de poder ayudar y solucionar las dificultades a las personas que están a nuestro alrededor como fuimos ayudadas nosotras en los momentos difíciles de nuestra vida. La ayuda más importante es la del apoyo, la de no sentirse solo, la de saber que siempre hay alguien a tu lado que está dispuesto ad escucharte, no dejarte sola y hacer una parte de camino juntos.

Otro punto clave es el espíritu emprendedor: de hacer, crear y aportar soluciones delante de un problema. Acompany-arte es un proyecto que se desarrolla en fases, la primera es el servicio de ayuda a domicilio para las personas mayores o con necesidad momentánea de asistencia, Gracias a esto servicio conseguimos dar una oportunidad de trabajo a las mujeres de la cooperativa, la segunda fase es la apertura del centro de encuentro donde se desarrollaran los diferentes talleres culturales, artísticos, psicomotores y de mindfulness. Y por última fase la apertura de la casa común para todas las mujeres que necesitan un hogar de apoyo hasta que no se hayan independizado.

 

Hemos decidido el formato de la cooperativa de trabajadoras asociadas porque después de haber escuchado la charla de Muhammad Yunus, donde enfocaba la autonomía de la mujer en el auto emprendimiento he considerado que es mas eficaz ofrecerle a nuestras compañeras del proyecto la oportunidad de empoderarse, siendo trabajadoras autónomas, ofreciéndole una guía para que no tengan miedo de entrar en el mundo empresarial y al mismo tiempo poder cada una desarrollar sus talentos y en un segundo tiempo su propios sueños. 
 
Acabamos de empezar y por ahora somos dos, Mirabelle y Claudia, ambas mujeres valientes y emprendedoras en nuestros países de origen, en África y Europa. Mirabelle regentaba una peluquería y Claudia ha tenido una empresa de taxi y después un restaurante. 
 

Desde Acompany-Arte vemos personas que trabajan juntas y que cosechan ayuda para los demás, que comparten la alegría del día a día, familias que se reúnen, servicio a la comunidad. Vemos una forma de vivir humana orientada a la persona. El camino que hemos elegido es el ARTE. El arte como expresión humana, no solo en la forma artística que nos permite expresarnos y salir de las dificultades sino también el arte en el vivir, en el hacer, en el compartir.

Mas información en https://acompany-arte.com/

Gracias al proyecto Dona Emprem, desarrollado por la Fundación Novaterra y por la Caixa Popular y al apoyo de FEVECTA hemos podido construir y hacer realidad nuestra idea empresarial y de vida. Estas entidades, junto con FonRedess y Red Enclau, nos han proporcionado el apoyo humano, técnico y el capital inicial gracia a la ayuda reintegrable con la que nos acompañan para poner los primeros ladrillos de este sueño.

FonRedess, en colaboración con Red Enclau y FEVECTA, acompaña a la Cooperativa Evolucionarte con ayuda reintegrable de 6000€ para hacer frente a gastos de gestión del proyecto Acompany-Arte de servicio de ayuda domiciliaria, servicios y cuidados a personas en riesgo de exclusión social para cubrir necesidad temporal de circulante.

 


Comunicación FonRedess http://fonredess.org/



https://www.linkedin.com/pulse/fonredess-acompa%25C3%25B1a-la-cooperativa-evolucionarte-con-fonredess



FonRedess acompaña a Vencedores con ayuda reintegrable para programa de acción social Club Deportivo Vencedores


La Asociación Cultural Gitana Vencedores nace en el año 2008 como una entidad sin ánimo de lucro gracias a la inquietud de un grupo de vecinos y vecinas del Polígono Sur de Sevilla que están convencidos de que es posible luchar por la mejora de la situación y la vida de las personas del barrio. Bajo la firme creencia de que es necesario generar una serie de cambios positivos, deciden trabajar desde dentro, junto a los vecinos y vecinas, desde cerca y con conciencia para lograr los objetivos.

El objetivo principal es favorecer la inclusión de menores, jóvenes y adultos/as de Polígono Sur a través diversos proyectos que inciden en distintas áreas, pretendiendo con ellos romper el círculo vicioso que conlleva a la exclusión. Es evidente que el Polígono Sur requiere un cambio estructural y de conciencia de su población, de forma que la Asociación Cultural Gitana Vencedores se constituye con el fin de promover e intentar generar dicho cambio, fomentando la autonomía de las personas y un uso responsable de los recursos, rompiendo así con el alto nivel de dependencia de los mismos y el asistencialismo que se viene produciendo desde hace años, procurando para ello que las personas se constituyan como motores de su propio cambio individual y comunitario.

No hay texto alternativo para esta imagen

La Asociación Cultural Gitana Vencedores presta una atención integral a las familias, atendiendo a menores, jóvenes y personas adultas en situación de riesgo o de exclusión social de Polígono Sur. Se trata de personas afectadas por una o varias de las problemáticas frecuentes del barrio (desestructuración familiar, venta/consumo de drogas, escasez de recursos, violencia en sus diferentes formas, privación de libertad...) a las cuales se les realiza un itinerario de inserción personalizado.

En cuanto a los proyectos que llevamos a cabo desde la asociación, cabe señalar que estos abarcan distintas vertientes: alimentación, mediación comunitaria, educación, sensibilización medioambiental, cultura y deportes. Consideramos primordial trabajar de forma holística en todas las áreas para poder generar un cambio real y efectivo en la población, paliando las carencias y las necesidades que muchas familias del entorno sufren cada día.

No hay texto alternativo para esta imagen

Actualmente, en lo que respecta al ámbito deportivo, la asociación asume la responsabilidad de gestionar distintos centros deportivos: Centro Deportivo La Unión-La Oliva “Pepe Mula” y el Centro Deportivo Sevilla 3000. Asimismo, con el objetivo de crear hábitos saludables entre los más jóvenes, fomentar el deporte y las relaciones interpersonales sanas, la asociación imparte durante todo el curso escolar Las Escuelas Deportivas de Iniciación (fútbol, capoeira y boxeo social) respaldados por la escuela deportiva IMD.

Por otro lado, para hacer frente a las necesidades alimentarias de muchas familias del barrio, la asociación prepara cada día menús solidarios saludables, fomentando una alimentación equilibrada y altamente nutritiva. También, para paliar esta necesidad tan básica, Vencedores hace repartos del banco de alimentos. Incluso, durante este largo periodo que estamos viviendo debido a la pandemia producida por el SARS-CoV-2, la asociación ha destinado los fondos económicos provenientes de donaciones sociales a la compra de alimentos y productos de primera necesidad para facilitar la vida de múltiples familias, así como para impulsar al pequeño comerciante de barrio que tan duros meses ha pasado a nivel económico.

No hay texto alternativo para esta imagen

Asimismo, el proyecto “Escuela de Verano” que es llevado a cabo en los meses de julio y agosto, sirve para dar cobertura asistencial a muchos niños y niñas, sustituyendo en gran medida al comedor escolar, ya que se les proporciona un menú (desayuno, almuerzo y merienda) cada día. Además, este proyecto es una forma de promover la inclusión social, favoreciendo las relaciones sociales sanas, los hábitos saludables (higiene, deporte, alimentación...) y la motivación por el ámbito escolar, teniendo en cuenta el alto porcentaje de absentismo escolar que hay en la zona.

No hay texto alternativo para esta imagen

Finalmente, señalar que nuestro motor para seguir trabajando cada día por el mismo objetivo que nos marcamos allá por el año 2008 es poder ver los resultados que hemos conseguido gracias a los proyectos, a la colaboración e implicación ciudadana y a la ayuda de otras entidades sensibilizadas por la situación.

Más info en http://acgvencedores.com/ 

Nos acercamos a FonRedess por que forma parte de nuestras redes y con esta ayuda reintegrable queremos poder afrontar varios gastos que tiene la entidad para poder llevar a cabo los proyectos mencionados anteriormente.

No hay texto alternativo para esta imagen

FonRedess acompaña a la Asociación Cultural Gitana Vencedores para hacer frente a gastos de gestión de programas de acción social con ayuda reintegrable de 5000€.

No hay texto alternativo para esta imagen

 

Comunicación FonRedess http://fonredess.org/ 


Publicado por

 

FonRedess visita Casa Farfara

FonRedess es un fondo para el apoyo a proyectos a través del acompañamiento con ayudas reintegrables. Canalizamos recursos económicos que generan impacto social y transforman el territorio a través de pequeños proyectos liderados por grandes personas. Se trata de un fondo autogestionado y mutualizado para apoyar emprendimientos sociales de transformación a través de ayudas monetarias sin interés, lo que llamamos ayudas reintegrables1.

La primera ayuda reintegrable que firmó FonRedess, en colaboración con Coop57, fue para el proyecto Casa Farfara en Almócita, la Alpujarra Almeriense, hace ahora un año, para la adecuación de un local para una escuela de permacultura.



https://www.linkedin.com/pulse/fonredess-acompa%C3%B1a-con-ayuda-reintegrable-casa-fonredess/

http://fonredess.org/proyectos/

La semana pasada, Javier Moreno Ibarra, presidente de FonRedess, y Martín Moreno, socio de la organización, estuvieron visitando Almócita para encontrarse con Matías Ruiz, promotor de la iniciativa, y conocer de primera mano el proyecto Casa Farfara y la Huerta ecológica, que están ya en pleno funcionamiento. 

 Casa Fárfara es un proyecto que promueve la permacultura y que cuenta con un terreno municipal cedido por diez años, con opción de renovación: Casa Farfara - Inicio | Facebook. El proyecto se compromete con la recuperación de semillas locales y del suelo, la comida sana, y la difusión todos los valores ecologistas que se le atribuyen a este modelo de cultivo por la soberanía alimentaria.



Ligado al terreno se encuentra “la Casa” para la que se solicitó la financiación de FonRedess, con el objetivo de contribuir a la renovación del local en el que se impartiría la formación en técnicas de permacultura. Para poder impartir esta formación se precisaba de un lugar donde alojar a alumnos y alumnas participantes, y para ello se habían previsto tres habitaciones, una cocina y una terraza/patio. Además, en épocas en las que no hubiera docencia, la Casa se usaría como alojamiento rural. Todo esto está ya en funcionamiento: https://www.facebook.com/Alojamiento-Rural-Casa-Farfara-100855545446928

Por lo tanto, Casa Farfara es un proyecto de agricultura emocional y de alojamiento rural con el que se puede aprender sobre huerta desde una perspectiva agroecológica, así como alojarse en una casa rural para disfrutar de Almócita, localidad situada en el Parque natural de Sierra Nevada.

Además, FonRedess se entrevistó con representantes del ayuntamiento de Almócita, en concreto, con la concejala Paqui del Pilar Alpañez Cazorla, para profundizar en las actuaciones que el municipio está llevando a cabo para promover la sostenibilidad y el desarrollo del municipio, que recibió el Primer Premio Conama 2020 a la Sostenibilidad de Pequeños y Medianos Municipios de España en la categoría de localidades de menos de 5 mil habitantes (Almócita y Moaña reciben el Premio Conama 2020 por sus proyectos ambientales).

Almócita, pequeño municipio de la Alpujarra almeriense se está convirtiendo en referente en su firme apuesta por la agroecología, la cultura y la democracia participativa como ejes de su desarrollo sostenible. Esta apuesta se concreta, por una parte, en el Ecomuseo participativo, que concibe a Almócita como un museo abierto y que ha transformado sus calles y plazas en verdaderas salas donde se exponen poesías, fotografías, murales y esculturas, creadas algunas de ellas por sus vecinas y vecinos.

Otro de los pilares de esta apuesta es el impulso a la agroecología y a los nuevos sistemas productivos sostenibles y de kilómetro cero. A través de iniciativas concretas, como la creación de huerto o un gallinero ecológico y comunitario, gestionado por los vecinos para su autoconsumo; o la puesta en marcha del compostaje en la localidad con varios puntos para transformar los residuos sólidos del municipio en abono para huertos y jardines; la construcción de espacios públicos basándose en materiales naturales y en la bioconstrucción como es el Biodomo; o el impulso municipal al autoabastecimiento eléctrico por medio de una comunidad energética solar.

Por último, FonRedess pudo entrevistarse también con Francisco García, socio de la asociación Trotamundos Animado: Trotamundos Animado – Decrecimiento Sostenible (wordpress.com), que organiza cada año el Ecoencuentro de la localidad: Ayuntamiento de Almócita | III ECOENCUENTRO, Transición y Economía Circular Local (almocita.es), como parte de estas iniciativas que convierten a Almócita en un municipio referente para la transformación y resiliencia en el medio rural.

En estas entrevistas trabajamos las posibilidades de colaboración para el fortalecimiento de redes de economía social y solidaria entre organizaciones sociales, empresas transformadoras y administraciones públicas para la construcción de otra economía posible

https://accionpoliteia.blogspot.com/2020/06/la-ayuda-mutua-en-tiempos-de-pandemia-y.html

https://accionpoliteia.blogspot.com/2020/10/pensar-decir-y-hacer-la-economia-que.html


Artículo publicado originalmente en https://www.linkedin.com/pulse/fonredess-visita-casa-farfara-fonredess/?trackingId=3sDYEjtnQyCQy%2BMpbO7Dlg%3D%3D


1Las ayudas reintegrables se entregan por un máximo de 6000 € por proyecto y 5000 € por cada puesto de trabajo creado, no superando los 10000 € de ayuda total. Se facilitan las ayudas a devolver en un periodo de 3 años, con 6 meses de carencia y por único incremento el del IPC. A las personas y entidades destinatarias de las ayudas reintegrables se les invita a asociarse, de manera que la red mutualizada se expanda y pueda seguir cumpliendo su función de manera acrecentada.

 Comunicación FonRedess http://fonredess.org/

 



 

Sevilla acogerá un encuentro europeo sobre nuevas masculinidades, un foro internacional de debate y una manifestación para reivindicar a los hombres igualitarios


 

La triple convocatoria tendrá lugar la semana del 21 de octubre


Sevilla, 25 de mayo de 2021. Sevilla acogerá este otoño un Encuentro europeo para promover agendas feministas sobre hombres y masculinidades; un Foro internacional sobre hombres, masculinidades y equidad de género; y una manifestación de hombres contra las violencias machistas, convocada por el Movimiento de Hombres por la Igualdad al cumplirse 15 años de la primera marcha similar en España, organizada en Sevilla en 2006.

La iniciativa se hace en torno al 21 de octubre, Día de los hombres contra las violencias machistas, y se completará con un programa paralelo de actividades educativas, culturales y cívicas, organizado colaborativamente por la sociedad civil para impulsar la incorporación de hombres y niños a la lucha por la igualdad y contra las violencias machistas.

La triple convocatoria surge de la necesidad de sumar hombres a la construcción de una sociedad libre de desigualdades y violencias de género, y como respuesta al creciente interés en asumir esta responsabilidad a través de nuevas concepciones de la masculinidad. También como reconocimiento a diversos hitos que se conmemoran este 2021, como los 20 años de las primeras jornadas de hombres igualitarios celebradas en Jerez y de la creación de la Asociación de Hombres por la Igualdad AHIGE en Málaga; los 15 años de la primera manifestación estatal de hombres contra la violencia machista convocada por el Foro de Hombres por la Igualdad de Sevilla, o los 10 años del congreso de Barcelona que aprobó la Agenda de los hombres por la igualdad y acordó designar el 21 de octubre como el Día de los hombres contra las violencias machistas.

Las actividades se engloban en la Iniciativa Sevilla #21oct21 de Hombres por Igualdad y contra las violencias machistas, un programa de actividades cívicas y culturales que durante cuatro días convertirá a Sevilla en referente internacional en esta materia. Se celebrará la semana del 21 de octubre con el respaldo del Ayuntamiento de Sevilla, que el pasado 21 de mayo aprobó una moción de apoyo. Entre sus objetivos figuran diseñar una metodología participativa para las instituciones, entidades y personas interesadas en el trabajo con hombres y masculinidades; facilitar espacios de encuentro para el debate, el intercambio de experiencias y la toma de decisiones sobre las medidas necesarias para avanzar en estas materias; elaborar una estrategia de implicación de los hombres en los feminismos y las políticas igualitarias; o difundir esta Agenda feminista para hombres como referente público para las políticas dirigidas a hombres y masculinidades.

En su organización participan la Fundación Iniciativa Social, el Foro de hombres por la Igualdad de Sevilla, MenEngage Iberia, la Diputación de Sevilla, la Consejería de Igualdad de la Junta de Andalucía, la Universidad de Sevilla, la Universidad Pablo Olavide, el Observatorio de las Masculinidades de la Universidad Miguel Hernández, el Centro de Estudos Sociais de la Universidad de Coimbra, la Fundación Saramago, la Fundación CEPAIM, Promundo España y la Asociación de Hombres por la Igualdad de Género (AHIGE).

Dentro de la Iniciativa Sevilla #21oct21, el miércoles 20 de octubre tendrá lugar el Fórum internacional sobre masculinidades positivas y equidad de género, un espacio de debate teórico e intercambio de experiencias y buenas prácticas entre responsables públicos, activistas, personas expertas, docentes e investigadoras de relevancia internacional en materia de masculinidades positivas y equidad de género. Está organizado por la Fundación Iniciativa Social en colaboración con la Consejería de Igualdad de la Junta de Andalucía.

El jueves 21 de octubre se celebrará Un Encuentro Europeo para promover Agendas Feministas sobre hombres y masculinidades para definir y debatir medidas, programas y políticas de Igualdad con hombres. El Encuentro se organiza a partir de un proyecto de participación social auspiciado por MenEngage Iberia y en colaboración con la Delegación de Igualdad del Ayuntamiento de Sevilla. En el Encuentro participará la Red MenEngage Europa que ha elegido Sevilla para tener su primer encuentro presencial tras la pandemia. Se espera que acudan representantes de las 100 organizaciones de 35 países de Europa que la integran.

El mismo 21 de octubre, el Foro de Hombres por la Igualdad ha convocado en Sevilla una nueva Manifestación de hombres contra las violencias machistas, cuando se cumplen 15 años de la primera marcha estatal, en la que varios cientos de hombres recorrieron las calles de la capital andaluza tras una pancarta con el lema El Silencio nos hace cómplices.

El viernes 22 de octubre habrá sesiones sobre Políticas y Programas de Igualdad de Género dirigidos a hombres en la que participarán administraciones públicas locales, provinciales, nacionales e internacionales y un simposio de masculinidades e igualdad laboral en el que participarán grandes empresas de sectores industriales tradicionalmente muy masculinizados.



Más información en https://fundacioniniciativasocial.es/iniciativa21oct21/


¿Sabes en que consiste el movimiento “Slow Fashion” o Moda Lenta?

 

La verdad es que es un concepto relativamente reciente y surge como oposición al “Fast Fashion” o esa manera de consumir moda en grandes cantidades, de baja calidad y a un precio que no es compatible con una remuneración justa para las trabajadoras y trabajadores que la fabrican ni con el uso de materiales respetuosos con el medio ambiente. 
 
Para las empresas, las bases del Slow Fashion son producir con materiales sostenibles, intentado generar desecho cero mediante reciclaje y reutilización de esos materiales; minimizar al máximo el impacto medioambiental en el proceso de producción; y asegurar unas condiciones de trabajo dignas para las personas trabajadoras.
 
Para los consumidores y consumidoras, este movimiento consiste en un cambio de mentalidad, tomando conciencia de la importancia de la sostenibilidad de la moda que consumimos. Es un más por menos. Menos cantidad, pero con más calidad y durabilidad, contribuyendo también a promover procesos de producción éticos y medioambientalmente respetuosos.
 
Nosotras, tanto como productoras de moda como consumidoras, estamos implicadas dentro de este movimiento y nos gustaría hacer llegar esta filosofía a cada vez más gente. Porque es necesario para reducir nuestro impacto medioambiental. Porque es socialmente responsable. Porque vemos el futuro como una posibilidad para mejorar y avanzar hacia un estilo de vida sostenible.
 
Y tú, ¿a qué esperas para sumarte a este movimiento?


@Vayatelataller 

@sinmasunderwear






FonRedess acompaña a Ivem Pilates con ayuda reintegrable dedicada a inversión en stocks para redución de costes de aprovisionamiento


 

Ivem Pilates es un taller que fabrica equipos de pilates profesionales. Lo han puesto en pie Iryna y Víktor, que vinieron desde Ucrania a España hace cuatro años. Nos lo cuentan en primera persona:

No hay texto alternativo para esta imagen

Hace 4 años no podíamos ni pensar dónde estaríamos ahora y a que nos dedicaríamos. Con dos niños de 4 y 2 años habíamos vivido unas situaciones muy fuertes. Al final acabamos en Valencia con 4 mochilas. Nos acogieron en CEAR (Comisión de Ayuda al Refugiado) y toda la vida vamos a estar agradecidos por ello. Pasados unos meses de nuestra estancia en España, en una clase de castellano, hablando de tipos de deporte, nuestra profesora nos contó que practicaba Pilates. No sabíamos ni lo que era. Ella nos mostró en que consistía y cómo se practicaba. Y al ver fotos de máquinas de pilates, Viktor tuvo un INSIGTH. De repente supo que quería hacer, porque lo sabía hacer. De profesión es ingeniero mecánico y siempre quiso hacer algo bueno con sus propias manos. Durante más de un año estuvo preparando dibujos técnicos y planteando el proceso. Las primeras máquinas las hicimos en el comedor de nuestro piso alquilado, en el que seguimos viviendo.

No hay texto alternativo para esta imagen
No hay texto alternativo para esta imagen

Después de empezar de la nada y sin ahorros, invirtiendo todo lo que ganábamos en otros trabajos en este proyecto, hemos podido alquilar un taller compartido con otros proyectos y personas artesanas y artistas en Valencia.

No hay texto alternativo para esta imagen
No hay texto alternativo para esta imagen

También hicimos un curso de de “Creacion y consolidación de empresas” del ayuntamiento de Valencia y varias “Capsulas de emprendimiento” de Cámara de comercio de Valencia. Con todo pudimos desarrollar nuestro “Plan de empresa” y hacer realidad nuestro proyecto. Aquí podéis ver algunos ejemplos.

No hay texto alternativo para esta imagen
No hay texto alternativo para esta imagen

España nos acogió con amor y comprensión. Gracias a una recomendación de una de las primeras personas que nos ayudó en CEAR encontramos a FonRedess – un grupo de gente increíble, gente a la que de verdad le importa el mundo y las personas! Hemos solicitado una ayuda reintegrable a FonRedess, que han confiado en nosotros y nos ayudan, en colaboración con la Red Enclau y la asociación Nittúa, como a muchos otros proyectos que están cambiando el mundo para mejor!!

Su ayuda nos permitirá reducir costes de aprovisionamiento. Es lo que nos falta para poder trabajar mejor, prestar el servicio más rápido a nuestros clientes y poder crecer.

Estamos muy ilusionados y motivados porque es obvio que el Pilates vino a este mundo para quedarse para siempre. Y nosotros venimos a España para encontrarnos con el mundo del Pilates y quedarnos dentro de él para siempre. Estamos muy felices de tener a nuestro lado a personas y entidades como CEAR, Red Enclau, Nittúa y FonRedess , junto con ellas podremos aportar nuestro granito de arena a una sociedad más sana y feliz y a un mundo más equilibrado y sostenible!

Iryna y Víktor

+info en nuestra página web: www.ivempilates.com

Nuestra página de facebook: https://www.facebook.com/profile.php?id=100030965272326

Y de Instagram: https://www.instagram.com/ivempilates/

 

No hay texto alternativo para esta imagen

FonRedess, en colaboración con Red Enclau y aval social de la asociación Nittúa, acompaña a este proyecto con ayuda reintegrable de 6000€, dedicados a inversiones en circulante, fundamentalmente stocks, para reducir costes de aprovisionamiento de materiales en el proceso de fabricación.

Comunicación FonRedess http://fonredess.org/
No hay texto alternativo para esta imagen


https://www.linkedin.com/pulse/fonredess-acompa%25C3%25B1a-ivem-pilates-con-ayuda-dedicada-en-fonredess

La empatía como motor del cambio de los hombres


 Durante mucho tiempo sostuve que, si se nos pretendía reprochar algo a los hombres e invitarnos al cambio, había que decirnos las cosas claras y de la forma más directa posible. Si percibíamos que alguien andaba buscando el momento oportuno y el modo de decírnoslo para no herir nuestra susceptibilidad, sospechábamos que nos quería llevar al huerto y nos poníamos a la defensiva. Era por tanto preferible un hachazo verbal, como el titular de una noticia impactante, y luego, si no nos cerrábamos en banda, cabía explicarnos la letra pequeña. Supongo que era el modo en que mejor me habían llegado los mensajes que consiguieron cambiarme. Una dureza que reclama las cosas claras y a la cara, sin paños calientes. 

Siempre he creído que nuestras responsabilidades se incrementan a medida que conocemos el impacto de nuestras acciones, omisiones o silencios. Esto me lleva a ser más severo con los comportamientos machistas de los hombres que se presentan como defensores de la igualdad que con aquellos que ni se plantean su necesidad. Aunque también creo que apenas quedan adultos de este último grupo y que los varones nos dividimos entre los que pretendemos la igualdad y quienes la combaten. 

Los que compartimos los objetivos feministas combatimos los privilegios y las resistencias masculinas al cambio, pero nos cuesta llegar a quienes empiezan a recorrer el camino hacia la igualdad, entre otras cosas por la superioridad subjetiva con que les afeamos sus contradicciones. Es como si la intransigencia con que los juzgamos nos hiciera más igualitarios, y excusara lo indulgentes que podemos llegar a ser con nuestra falta de coherencia y múltiples escaqueos. Como si nuestra capacidad de aparentar ser receptivos a los discursos feministas nos hiciera implacables con el resto de los varones, legitimando cierto postureo y reduciendo nuestras propias responsabilidades.

 Hace años pregunté a un grupo de drogadictos que trataban de superar sus dependencias “por qué hay nueve hombres por cada mujer en los centros de rehabilitación, si hombres y mujeres prueban las drogas en la misma proporción”. Me contestaron que “las mujeres pueden ser, pero los hombres tenemos que ser”. Que ellas abandonen las conductas de riesgo significa que son prudentes, pero que lo hagan ellos indica que son cobardes. Y hace mucho menos, el macho alfa de un grupo de jóvenes que cumplían condena en una cárcel andaluza reconocía que hacía falta más valor para negarse a poner la vida en peligro con el resto de su pandilla que para jugársela con ellos. Desde entonces evito decirle a ningún hombre lo que “tiene que ser” o lo que debe hacer, y me molesta el tono de superioridad con que algunos lo hacen. No sé por qué hablan de “lo que tienen que hacer los hombres” quienes parecen estar de vuelta de todo sin haber ido a ningún sitio, y se permiten olvidar las dificultades del camino que han tenido que recorrer para alcanzar el grado de deconstrucción que han conseguido. Ni entiendo la falta de empatía hacia los jóvenes, los varones sin estudios, los racializados o los inmigrantes con unos valores sexistas que forman parte de los recuerdos de mi infancia. Valores de los que apenas nos separa una generación. Tampoco comparto el mensaje que llama a desentenderse de los costes de la masculinidad porque se trate de “daños colaterales del disfrute de los privilegios”, porque sé que visibilizarlos ayuda a entender que no siempre los beneficios que reportan estos privilegios son tantos como se pretende. Y porque, cuando llamamos a ignorarlos, mostramos el mismo desprecio hacia el dolor de los hombres como el que muestran los militares que nos hablan de las muertes, heridos y "daños colaterales" que acompañan muchas operaciones militares.

La lucha personal por la igualdad implica superar muchas resistencias y dificultades, y cada cual las vence como puede, a su propio ritmo, presionado por su entorno y por quienes más lo quieren: sus parejas, sus amigas, algún amigo... personas que suelen afearles sus machismos sin concesiones pero desde la empatía. A muchos hombres nos resulta más fácil pontificar que dialogar, contar cosas que aprender a escuchar. Por eso abundan los discursos para iniciados y escasean aquellos capaces de llegar a los varones menos receptivos; escasean discursos capaces de motivar a los confundidos por una igualdad que les presiona con mensajes contradictorios. Niños de primaria acusados del machismo en el que se les está socializando; jóvenes y adultos a los que resulta más fácil descalificar y etiquetar, por ser como se les pidió que fueran, que escucharlos para encontrar fórmulas que ayuden a iniciar con ellos diálogos productivos.

Nunca me gustó, aunque llegó a emocionarme, la canción de Facundo Cabral que repite una y otra vez eso de “Pobrecito mi señor que cree que el pobre soy yo”. No creo que haya que blanquear conductas impresentables, no creo que haya que hablar de sororidad masculina o tratar de justificar la menor de las complicidades, pero me parece razonable esperar la mínima empatía necesaria, la que hace falta sentir hacia aquel al que se quiere ayudar, conscientes de que la vida es el camino y la meta solo es el final de una etapa.

 José Ángel Lozoya Gómez
Miembro del Foro y de la Red de hombres por la igualdad

RACC y ciclistas: dos modelos de educación vial


 El Real AUtomóvil Club de Cataluña (RACC) acaba de descolgarse con la propuesta de un "carnet de condicir para ciclistas" y pone como ejemplo el "titulin" (uso sus propias palabras) que se exige a los propietarios de pequeñas embarcaciones recreativas para poder usarlas. Justifica su propuesta en una supuesta falta de formación de los ciclistas, lo que a su entender haría necesaria la medida.

Josep Mateu, presidente del RACC, durante la presentación de su propuesta 

Se trata de un modelo de educación vial totalmente opuesto al que desde siempre hemos defendido las asociaciones ciclistas: que la formación vial se imparta en las escuelas como parte del cirriculum escolar, con contenidos tanto teóricos como prácticos, impartidos estos últimos con la ayuda del único vehículo al alcance de todos los niños: la bicicleta. 

Frente a este modelo de formación vial (vigente ya en muchos países del norte de Europa) integrador, público, democrático y gratuito, el RACC se decuelga con un modelo desintegrador (los ciclistas por un lado, los automovilistas por otro, los peatones ¿donde y cuando?, etc.) privatizado (presumiblemente serán las autoescuelas o empresas similares las que preparen a los ciclistas para la obtención del carnet), antidemocrático (solo unos cuantos tendrán acceso a la formación y al carnet a que ésta dé lugar) y presumiblemente de pago. 

De hecho, el modelo propuesto por el RACC sería incluso una traba para el desarrollo del actual modelo de formación vial en la escuela vigente en España, en el que esta formación descansa en cursillos opcionales impartidos casi siempre por agentes de las policías locales o de la guardia civil de tráfico, en los que se utiliza, para su parte práctica, la bicicleta, por la razón antes aducida, es decir por tratarse del único vehículo al alcance de todos los niños. Si la propuesta del RACC se aprobase, solo los niños poseedores del "carnet" para ciclistas podrían acceder a esta formación (??!!).

Policías locales y niños y niñas en bici en un circuito de educación vial 

El ejemplo puesto por el RACC para ilustrar su propuesta, el "titulín" para las embarcaciones recreativas, en realidad lo que ilustra es su deseo de que la bicicleta vuelva a ser un vehículo de ocio y no el competidor cada vez más pujante del automóvil privado como medio de transporte en las ciudades. 

Ilustra también la principal contradicción de su propuesta y por qué no es apropiada para la educiación vial, no solo de los y las ciclistas, sino de la ciudadanía en general. ¿Qué porcentaje de la población española es propietaria y utiliza una embarcación de recreo? Alto o bajo, es evidente que se trata de una minoría. Por eso no tiene sentido incluir este tipo de formación en la enseñanza pública y se externaliza para ser impartido por entidades privadas que preparan para un tíulo oficial expedido por la administración competente, que valida esa formación. Algo parecido ocurre con el "carnet de conducir" vigente para los automóvilistas: no tendría sentido impartir en la escuela los conocimientos técnicos específicos necesarios para la conducción de los vehículos de motor a niños y niñas que quizás no lleguen a conducirlos nunca y que, en todo caso, carecen de edad para ello. Sin embargo ¿Qué porcentaje de la población utiliza la vía pública? Podríamos afirmar que el 100%. Por eso tiene todo el sentido del mundo que la educación para el correcto uso de la vía pública (como peatón, ciclista o automovilista) se imparta en la escuela pública y de acuerdo con una metodología integradora, no diferente para los diferentes usos (que no usuarios/as, pues todos hacemos esos usos simultáneamenete) de la vía pública. 

Dicho de paso, lo mismo debería ocurrir con la educación para la salud. Nos ahorraríamos o paliaríamos el menos muchos de los problemas que ahora nos acosan: obesidad infantil, proliferación de las enfermedades coronarias y vasculares, negacionismos varios...

Por qué siguen siendo imprescindibles los 'grupos de hombres por la igualdad'


 Los 'hombres por la igualdad' somos un movimiento social atípico porque nos articulamos en torno a renunciar a nuestros privilegios y a denunciar el daño que estos privilegios causan a las mujeres y a algunos hombres. Llamamos a asumir responsabilidades y a ceder poder, y buscamos algo tan complicado como movilizar a los hombres contra las injusticias de las que somos beneficiarios, conscientes de que estar por la igualdad implica que nuestra prioridad sea la lucha contra las desigualdades.


Sabemos que somos herederos del patriarcado y de la socialización masculina, pero también sabemos que no existe un enemigo exterior al que culpar del precio que pagamos por ir de machos por la vida, y que no debemos buscar nuestra felicidad sin mejorar al mismo tiempo la vida de las mujeres y de los hombres que sufren desigualdades de género. No es que no haya cosas que se puedan hacer para acelerar el cambio de los hombres hacia la igualdad, con el menor sufrimiento posible, desde las políticas de igualdad, salud, servicios sociales, trabajo..., sino que hemos de asegurarnos de que al aplicarlas se reducen las desigualdades de poder. Por eso es importante explicar bien cómo se consigue esto con los Permisos Iguales e Intransferibles por Nacimiento o Adopción, con la participación equilibrada de hombres y mujeres, con las políticas que promueven la incorporación de los hombres a la lucha por la igualdad o con la coeducación que, a partir de la diferente socialización que reciben niñas y niños, fomente valores universales para evitar que la “igualdad de género” se construya exclusivamente en torno a los modelos masculinos.


El cambio de los hombres, lento pero innegable, se debe a la presión del movimiento de mujeres y a nuestras propias reflexiones. Sus reivindicaciones nos ponen ante el dilema de aceptarlas y apoyarlas, oponernos a ellas, o adaptarnos a la presión de nuestro entorno. A mediados de los años ochenta empezaron a surgir grupos de hombres —en Valencia, Sevilla o Bilbao— que se planteaban la necesidad de revisar críticamente los modelos masculinos. Fue un proceso espontáneo que demuestra que respondían a una necesidad objetiva planteada por el cambio de las mujeres, y fueron sin pretenderlo el germen de un movimiento de hombres por la igualdad [MHX=], aunque tuvieron que pasar varios años para que supieran los unos de los otros y empezaran a coordinarse.


Estos grupos ofrecían la posibilidad de hablar de todo aquello que no solía surgir en las conversaciones con los amigos. Eran un espacio de intimidad y confianza al que estábamos poco habituados, y permitían compartir experiencias o sentimientos difíciles de contar fuera de ellos. Hablábamos de los temas que nos interesaban a partir de nuestras vivencias y nos sorprendíamos cuando estas eran similares a las vividas por otros miembros del grupo. Descubríamos lo que no queríamos ser y empezamos a intuir cómo ser más felices, al tiempo que más igualitarios en nuestras relaciones con las mujeres y con el resto de los hombres.Mantuvimos diálogos que nos ayudaban a enriquecer los argumentos de quienes dedicábamos parte de nuestras energías al activismo, aunque fue el asesinato de Ana Orantes lo que nos animó (al grupo de hombres de Sevilla) a salir al espacio público para acabar con el silencio, ese silencio cómplice que permitía a los victimarios pensar que contaban con el apoyo implícito de la mayoría de los varones. Salimos a la calle a recabar la adhesión de otros hombres a un manifiesto de “hombres contra la violencia ejercida por hombres contra las mujeres” y poner en circulación un lazo blanco (no sabíamos entonces que con el lazo blanco reproducíamos una iniciativa anterior impulsada por hombres canadienses).


Desde entonces han sido muchos los grupos que han aparecido por todo el Estado. Con comienzos originales, trayectorias diferentes, duraciones variables y finales imprevisibles, han supuesto para la mayoría de sus participantes una experiencia que los ha hecho más empáticos e igualitarios. Han sido un caldo de cultivo que ha hecho a sus miembros más corresponsables en el ámbito de lo privado, y al mismo tiempo han sido el germen de la mayoría de las asociaciones, redes y grupos mixtos que hoy se plantean la necesidad de trabajar por el cambio de los hombres.
 

Vemos que en la actualidad se acelera la necesidad de trabajar con los hombres: aparecen muchos libros sobre los hombres y algunos se colocan en las listas de éxitos; la universidad se va incorporando al estudio de las masculinidades; se crea un observatorio académico sobre masculinidades y un título de Especialista Universitario en Masculinidades, Género e Igualdad; se establecen en la península organizaciones trasnacionales como Promundo o MenEngage (que está impulsando la elaboración de una agenda feminista para hombres) y en Sevilla se prepara este año un 21 de octubre (#21oct21) que promete ser sonado.
 

Es un interés renovado motivado por el empuje de nuestro movimiento, la necesidad de aplicar las recomendaciones internacionales y la exigencia de construir un cortafuego al discurso neomachista de la extrema derecha. Una necesidad de animar a los hombres a la igualdad que parece estar llegando por fin a la agenda de nuevas instituciones públicas y de grandes empresas muy masculinizadas que han de aplicar los planes de igualdad. Se puede decir que el trabajo con los hombres empieza a ser un nicho de trabajo emergente; esto coincide con la iniciativa de agentes de igualdad y consultorías de género que piden la regulación de la profesión, solicitando un sistema público de homologación que evite el intrusismo.
 

Lo cierto es que estamos ante un discurso cada vez más académico y profesionalizado que ojalá nos ayude a acelerar el cambio, aunque quizá sea a costa de reducir la diversidad de temas de interés que es propia de los grupos de hombres. Estos grupos implican a una pluralidad de hombres y generan una empatía exenta de complicidad desde la que discutir las resistencias y las dificultades que se dan en el camino hacia la igualdad. Quizá esas cualidades para detectar y cambiar actitudes personales hacen que los grupos de hombres sigan siendo más necesarios que nunca, tan insustituibles como imprescindibles.

 

José Ángel Lozoya Gómez
Miembro del Foro y de la Red de hombres por la igualdad

8 DE MARZO Día Internacional por los Derechos de las Mujeres

 

Amanece con pelo largo el día curvo de las mujeres ¡Qué poco es un solo día, hermanas, qué poco, para que el mundo acumule flores frente a nuestras casas! Desde la cuna donde nacimos hasta la tumba donde dormiremos –toda la atropellada ruta de nuestras vidas- deberían pavimentar de flores para celebrarnos. Nosotras queremos ver y oler las flores…

Gioconda Belli. “Ocho de Marzo”

 

A lo largo de la historia, hemos sido silenciadas, acalladas, ninguneadas y el inicio del movimiento femenino tuvo que ir necesariamente unido al movimiento obrero. Las mujeres que pedían justicia por su trabajo, pronto se dieron cuenta de que tenían que navegar con rumbo propio si querían llegar a alguna parte. De ahí que la revolución femenina en Inglaterra y más tarde en los EE.UU. tuvo un marcado carácter sufragista. Desde entonces, son muchos los caminos que las mujeres hemos recorrido. No se nos ha regalado nada, todo ha sido a base de esfuerzo y de luchan incesantes.

¿Pero qué quieren las mujeres? ¿No lo tienen todo ya? Se preguntan muchos hombres alarmados, cuando no asustados, por los comportamientos femeninos. A las feministas se nos asocia con una especie de “ataque colectivo de histeria”, de "desbordamiento" de "abuso" femenino. Sin embargo, bastaría con echar una ojeada a la historia para darse cuenta de que tal "desbordamiento y tal abuso", cuando lo ha habido, ha sido siempre masculino.

Los avances femeninos en materia de igualdad son considerados por el Instituto Europeo de Género (EIGE) como “pasos de tortuga”. Los centros de poder político y judicial están ejercidos por hombres y ahí es donde salimos peor paradas. Según datos del EIGE, España, con 70,1 puntos sobre cien ocupa la novena posición entre los 28 países que componen la Unión Europea, mejorando en 1,8 puntos con respecto a años anteriores, es decir 0,6 décimas más sobre el 1,2 de avance medio en la UE. Suecia (83,6 puntos), Dinamarca (77,5), Francia (74,6) y Finlandia (73,4) ocupan las primeras posiciones del ranking, mientras que Grecia (51,2) Hungría (51,9), Eslovaquia (54,1) y Rumanía (54,5), son los países con peor puntuación.

Las estructuras de poder patriacales prevalecen, las mujeres representan solo el 23% de los cargos ministeriales en Europa. La cultura jurídica en nuestro país es muy patriarcal: de los 2.886 notarios que hay en España, 2.191 son hombres y solo 675 son mujeres (23%). En la abogacía hay una mayoría de mujeres; pero en los órganos colegiales lo ocupan mayoritariamente los hombres. Hasta 2004, ninguna mujer había presididio el Tribunal Constitucional y hasta 2018 tampoco el Consejo de Estado, a pesar de que su presencia en ellos ha ido a la alza. Ocurre algo parecido entre los profesionales médicos y de la salud, existe una mayoría de mujeres; pero el control de los órganos de poder lo tienen los hombres. El porcentaje de mujeres directivas en España está estancado en un 37%. En cuanto al entorno rural, un 80% de mujeres reconocen que sufren manifestaciones machistas. Sin decir que en tiempos de crisis, las mujeres somos más vulnerables, 3 de cada 4 empleos que se destruyen son femeninos.

Sin embargo, algo muy importante ha cambiado en el feminismo. Las mujeres no solo hemos tomado las riendas de nuestras propias reivindicaciones; sino que somos capaces de liderar importantes movimientos sociales en favor de un mundo más justo. Esta es la gran conquista del feminisno y ya es imparable. Las masivas Marcha de Mujeres por las Igualdad en Washington y el mundo entero, dieron visión a importantes y firmes movimientos,Nosotras somos América”; desde EE.UU. a Madrid, Paris u Oriente, las mujeres se manifestaron. Se creó un movimiento intersectorial por los derechos de los más pobres, por el clima y contra los abusos sexuales. Mee too era solo una pequeña parte de un gran movimiento que llevaba décadas en marcha. Mujeres famosas, potentes y poderosas se unieron para denunciar ante el mundo los abusos a los que estamos expuestas; era un clamor que salía del silencio acumulado por siglos, y son las propias mujeres negras las que están liderando el movimiento, Black Live Matter.

No solamente hay indignación y pasión en las mujeres, hay lucha por la justicia social, por un mundo mejor para todos. Ha surgido un nuevo lenguaje que representa al feminismo. Las mujeres queremos un cambio social, ya no creemos en las mentiras y no tenenos por qué disculparnos. Nos hemos convertido en activistas por los derechos civiles y estamos al frente de esos movimientos. Las jóvenes han sustituido a las madres y a las abuelas, han tomado el relevo…Y nos vamos a parar.

  • NO VAMOS A PARAR, mientras no existan leyes que garanticen la equiparación salarial.

  • Mientras que seamos cuidadoras, cocineras, limpiadoras a tiempo completo, sin

compensación económica.

  • Mientras no exista corresponsabilidad en nuestras familias.

  • Mientras salir a la calle por la noche implique tener miedo por nuestra seguridad.

  • Mientras seamos maltratadas, violadas o vendidas como exclavas sexuales.

  • Mientras seamos agredidas y acosadas, incluido en redes sociales.

  • Mientras el poder político y judicial, los órganos de toma de decisiones sean ejercidos mayoritariamente por hombres.

  • Mientras podamos predecir que un hombre va a ser nombrado para un puesto directivo y nosotras tengamos que demostrar que valemos para ello.

  • Mientras seamos discriminadas en función de nuestro género, el movimiento feminista seguirá adelante y solo terminará el día que ya no sea necesario hablar de feminismo.

Pero no se puede cambiar unicamente a fuerza de decretos leyes. El feminismo es un proceso en el que también los hombres tienen que caminar hacia una vida mejor para hombres y mujeres. Es una concepción ética del bien común. Es corresponsabilidad en el liderazgo. Es el poder horizontal, usado como herramienta para un orden más justo.

Necesitamos educación en valores en la familia, en la escuela, en el trabajo. Hace falta en fin, la suma de responsabilidades de hombres y mujeres. El 8 de Marzo no es solo el día que la Internacional Socialista instauró la defensa de los Derechos de las Mujeres, es también el día en el que los hombres, cada hombre, debería examinar su propio comportamiento y mirar hacia las mujeres de su entorno, hacia sus compañeras de trabajo, hacia sus hijas, con una mirada integradora y menos cargada de prejuicios.

Los hombres que nos respetan, que nos valoran, los hombres feministas en suma, son como dice el profesor Octavio Salazar, menos beligerantes, menos invulnerables, no tienen por qué demostrar constantemente su hombría y por ende, son mucho más felices. ¡Todos salimos ganando!



Carmen Ciudad

Women International League for Peace & Freedom – WILPF